sábado, 17 de febrero de 2018

DocumentaMadrid 2018... XV Festival Internacional de Cine Documental


NOTA DE PRENSA
Jueves 15 febrero 2018

DocumentaMadrid cumple 15 años y renueva la imagen del festival

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: ARRIBA / Antonio Delgado, primer director de DocumentaMadrid (2004 - 2010); Teresa Gómez Hermida, fotógrafa seleccionada en DocumentaTuMadrid; Jacobo Rivero, director de comunicación de Madrid Destino; Andrea Guzmán, directora artística de DocumentaMadrid; Mario Cano, Identidad Gráfica de Madrid Destino ; Juan Patiño, fotógrafo seleccionado en DocumentaTuMadrid; ABAJO / Carol Caicedo, fotógrafa seleccionada en DocumentaTuMadrid; Antonio Pérez Río, Director Escuela Lens; Javier Corcuera, coordinador creativo de Cineteca Madrid; David Varela, director artístico de Documenta Madrid; y Yolanda Pividal, coordinadora artística de Cineteca Madrid.
  • Las cuatro series fotográficas de la nueva imagen del festival se han elegido entre las más de 500 imágenes recibidas en la convocatoria#DocumentaTuMadrid.
  • El festival de cine impulsado por el Ayuntamiento de Madrid presenta el cartel de la próxima edición que se celebrará entre el 3 y el 13 de mayo de 2018.
  • Puedes acceder a los materiales y el Dossier de Prensa aquí.
Madrid, 15 de febrero.  Esta mañana el Festival Internacional de Cine Documental, DocumentaMadrid, ha presentado su nueva imagen en el centro de creación contemporánea Matadero Madrid. El festival, que prepara su decimoquinta edición, se celebrará entre el 3 y el 13 de mayo de 2018.

En la rueda de prensa han participado los directores artísticos de DocumentaMadrid, Andrea Guzmán y David Varela; el coordinador creativo de Cineteca Madrid, Javier Corcuera; la coordinadora artística de Cineteca Madrid, Yolanda PividalJacobo Rivero, director de Comunicación y Gestión de Medios de Madrid Destino, y el responsable de la identidad visual de esta nueva edición, Mario Cano miembro del equipo de Identidad Gráfica de Madrid Destino. También nos han acompañado Teresa Gómez Hermida, Carol Caicedo Juan Patiño, los autores de las series fotográficas seleccionadas en la convocatoria #DocumentaTuMadripara formar parte de la nueva identidad del festival.
Con motivo del quince aniversario de DocumentaMadrid, tras mostrar un vídeo con imágenes de sus anteriores ediciones, los directores artísticos del festival, Andrea Guzmán y David Varela, han explicado los motivos para esta renovación de identidad. “Hemos buscado actualizar la imagen del festival con una nueva propuesta estética y gráfica que represente visualmente los objetivos de futuro del proyecto”, adelantaba Guzmán. “El propósito de la nueva imagen de DocumentaMadrid 2018 es ser un reflejo de la vitalidad y la realidad poliédrica de una ciudad donde se interrelacionan con fluidez sus diversos contextos y formas de vida”, explicaba también David Varela durante su intervención.
Entre los propósitos de la nueva edición de DocumentaMadrid Varela ha destacado “la búsqueda de nuevos lenguajes audiovisuales y la experimentación en la aproximación a la realidad, además de nuestro propósito de creación de un espacio vivo de pensamiento y reflexión no jerarquizado”. Asimismo, los directores han expresado su intención de aproximación a otras disciplinas artísticas contemporáneas y su compromiso con la divulgación del cine documental y la creación de nuevos públicos. Respecto a la relación del festival con la ciudad de Madrid, en su celebración de estos 15 años Andrea Guzmánha explicado cómo se proponen en la próxima edición facilitar “una mayor participación del público madrileño más allá de su rol tradicional de espectador”  subrayando que el objetivo es "que el festival no acabe con el festival que, al acabar cada edición, algo haya cambiado en la ciudad".
En este sentido, Javier Corcuera, ha querido intervenir no sólo como coordinador creativo de Cineteca Madrid, sino desde su experiencia como cineasta ligado a la historia del festival: "Creo que DocumentaMadrid es ya el Festival de Madrid por derecho propio. Es un festival que se celebra no solo para la ciudad de Madrid, sino con Madrid". "Realmente es un privilegio para la ciudad de Madrid tener un festival público consolidado, que lleva quince años creciendo con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid".
Desde el equipo de Madrid Destino, su director de comunicación Jacobo Rivero alababa el trabajo del actual equipo de dirección artística, "que ya se demostró en la anterior edición su intención y capacidad de acercar el cine documental al público y hacer crecer este proyecto".
El Festival DocumentaMadrid se trasladó al Centro Cultural Matadero Madrid en el año 2010, y celebró su primera proyección en Cineteca Madrid en su edición del 2012. Con motivo de los quince años del festival, Yolanda Pividal, coordinadora artística de Cineteca Madrid, ha desvelado que con motivo de su aniversario tienen prevista la exposición "Madriles" de la obra de Rafael Jaramillo, creador de la primera identidad visual de DocumentaMadrid y responsable de la identidad gráfica hasta el año 2012; 
Yolanda Pividal recordó que una de las novedades de la edición es que el Premio Cineteca Madrid del Público  contará con una dotación económica de 7.500 euros en metálico para las películas mejor valoradas por los espectadores; repartidos en dos premios de 5.000 euros para el ganador en la categoría de largometraje y 2.500 euros para la categoría de cortometraje.


#DocumentaTuMadrid recibe más de 500 fotografías en 4 semanas 
Mario Cano, diseñador gráfico de la nueva identidad del festival y miembro del departamento de identidad gráfica de Madrid Destino, explicó durante el acto cómo se ha gestado la nueva imagen del festival “Desde el mismo punto de partida de este nuevo diseño, se ha pretendido expresar la voluntad de apertura de nuevos espacios de participación del público en el festival y su relación con otras disciplinas artísticas, para lo que se abrió en diciembre la convocatoria de fotografía #DocumentaTuMadrid”. A partir de las imágenes recibidas en esta convocatoria, se abrió un proceso creativo con la colaboración del propio público del festival. Durante la presentación, Cano explicó que “el objetivo de la convocatoria era crear un mapa visual de la ciudad de Madrid a través de una estructura orgánica horizontal”.
DocumentaTuMadrid es una convocatoria de fotografía lanzada a través de Instagram en colaboración con Lens Escuela de Artes Visuales para congregar las diversas miradas sobre la ciudad de Madrid que forman parte del festival. En total, esta convocatoria ha recibido más de 500 fotografías, entre las que que se han seleccionado cuatro series:
La serie seleccionada para el cartel principal se compone de las fotografías de Javier Domínguez “Jadoga”, que llevan por título Madrid, con cabeza
Otra de las series seleccionadas para formar parte de la imagen de esta edición es "A veces llueve en Madrid", de Teresa Gómez Hermida, “como gallega, en la soleada Madrid, la lluvia es para mí un viaje en en el tiempo, al tiempo aquel en que uno forja su identidad”. Sobre su serie "Notas sobre cabestro", Carol Caicedo, que acaba de publicar un libro con esta obra,  explicó en el acto cómo “el trazado urbanístico de la plaza de Cabestreros se convierte en arquitectura carcelaria y explora la idea de límites físicos, sociales y psicológicos del espacio”. La cuarta serie fotográfica seleccionada es obra de Juan Patiño, que para preparar su proyecto sobre la Gran Vía pasó un verano recogiendo instantáneas, "ha pasado ya algún tiempo de estas fotos, fue mi primer proyecto como fotógrafo y me gusta que estas imágenes formen parte de DocumentaMadrid"
Más de 1.500 películas recibidas
El Festival DocumentaMadrid ha recibido 860 largometrajes y 690 cortometrajes de 106 países. Los títulos están siendo valorados por la Dirección del Festival y el Comité de Selección, formado por Sandra Ruesga (cineasta y programadora), Guillermo G. Peydró (cineasta y programador), Jara Yáñez (crítica cinematográfica y programadora), Laura Gómez Vaquero (docente y programadora), Miquel Martí Freixas (crítico de cine y programador) y Ruth Somalo (cineasta y programadora). 
Además, hasta el próximo 18 de febrero sigue abierta la convocatoria de CORTE FINAL, la I Edición del Foro Profesional de Cine Documental de Madrid. Este nuevo Foro apoya con importantes premios a aquellas producciones documentales independientes, con marcado carácter autoral, y que se encuentren en avanzado estado de montaje o postproducción. Un año más, el equipo de DocumentaMadrid está trabajando para ofrecer el mejor cine documental, nacional e internacional, las visiones más interesantes del documental del circuito independiente y, como siempre, la creación de un espacio de encuentro entre cineastas, público y profesionales.

Durante sus quince años de historia, el festival se ha consolidado como una cita internacional ineludible para los creadores del cine documental y un espacio que impulsa a los nuevos cineastas españolas. El público madrileño ha tenido ocasión de descubrir y encontrarse con grandes cineastas como Frederick Wiseman, Rithy Pahn, Alanis Obomsawin, Luciano Emmer, Basilio Martín Patino, Patricio Guzmán, Margarita Ledo, Carlos Saura, Carmen Cobos, Nicolas Philibert y Helena Třeštíková, entre muchos otros.
Para gestionar reportajes / entrevistas puedes ponerte en contacto con:
Beatriz Asín
Equipo de Comunicación DocumentaMadrid
Las Espigadoras. prensa@documentamadrid.com (0034) 637 941 980
Puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook / Twitter / Instagram
Y comentar toda la actividad relacionada con el festival con el hashtag #Documenta2018

viernes, 16 de febrero de 2018

All Money in The World… Ridley Scott


In 1973 he was abducted near Piazza Farnese in Rome, an American citizen by the name of Paul Getty III. It was the grandson of the famous oil tycoon Paul Getty. It was an operation of the "anonymous kidnapping" Calabrian mafia clan linked to the N'drangheta not documented sufficiently before performing the operation. Probably if they had known that the initiator of the dynasty era, had settled in her home a pay phone for visitor use, you would have noticed that it was very risky ransom by someone who loved him more money than the life of his grandson ... it was true that the claims of the kidnappers were excessive (17 million dollars of the time, equivalent to 100 million today) and remained so when he agreed to pay 3, 2 million (nearly twenty million today), but is that between each request, the family received a hair kidnapped and his right ear. "Anonymous kidnapping" explained that he had no objection to sending another fragment of the young Paul. Macabre until receipt of shipment, the billionaire grandfather had believed that it was a ploy to extort money grandson (Paul Getty would seem to repeatedly joked about it). 

No we remember this story for fun, but because the film Ridley Scott All Money in the World reminds us of her. That year 1973 was lavish in much more dramatic news caliber kidnapping of a young idle for very grandson of Paul Getty to be. He had broken the Yom Kippur War between Israel and Arab countries and its outcome involved the oil embargo by OPEC with the ultimate consequence of the "30 glorious years" of continued economic growth. Without forgetting that here in Spain, ETA carried out a kidnapping of similar characteristics in the person of the industrial Huarte and on December 20 killed the chief minister, Luis Carrero Blanco (which, incidentally, had taken possession of his office, precisely the same day came the kidnapping of Paul Getty).

Surprising, therefore, that among all the events of that year, Scott was fixed in which, except for its protagonist and victim, was the most banal. Perhaps it is that, now, when you are on the way to senescence, wants to remember that 1973 when he was a man in the prime of forces to 38 years. Or maybe you want to feel young hiring Christopher Plummer, eight years older than Scott, to star Kevin Spacey replacing literally rammed by the complaint about his alleged sexual abuse. Plummer, needless to say, despite his age, still in perfect magazine and both he and the rest of the cast do a remarkable job.

In addition to this, it is equally commendable the script written by David Scarpa who splashed its pages with different thoughts about money, life and power. The film oscillates between thriller and reflection, and does so with the dynamism of movies Scott. Undoubtedly, the issue may surprise those who are around 40 years or have passed: indeed, much as his name is associated with Aliens, this time, the closest thing to a monster, is Paul Getty, founder of the dynasty. Because what is at issue in this film is not the morals of the hijackers (which is defined by his criminal action), but the Getty family for their reactions at the time of the abduction occur. Scott shows this film in the same office that had when rolled Duelists 1977, his first film that drew attention and preceded his two great bands, Alien (1979) and Blade Runner (1982), not forgetting, of course, his great subsequent films that proved to him how easy it was to make a film masses retain the artistic charm of the work well done: Thelma & Louise (1991) 1492 conquest of paradise (1992) and Gladiator (2000). This film is certainly not the best he has filmed, but in any case shows how good moves in this record, completely different from those who have given him worldwide fame. Thelma & Louise (1991) 1492 Conquest of Paradise (1992) and Gladiator (2000). This film is certainly not the best he has filmed, but in any case shows how good moves in this record, completely different from those who have given him worldwide fame. Thelma & Louise (1991) 1492 Conquest of Paradise (1992) and Gladiator (2000). This film is certainly not the best he has filmed, but in any case shows how good moves in this record, completely different from those who have given him worldwide fame.

It has been said that the characters in this film lack of psychological depth. Not true, what happens is that two hours of footage are what they are and no more wax than burning: Anyway, the fact that Plummer interpret a billionaire miser seems to agree with that phrase saying "it was so poor that only had money." Indeed, precisely to be a millionaire does not guarantee having more "psychological depth" but precipitates almost one-dimensional definition. As for the kidnapped grandson (who died in 2011 after a long illness resulting from addiction to drugs after his abduction) not be saying much: his biography also describes him as a character in "deep". But if it is true that the key characters, Mark Wahlberg, Timothy Hutton and Romain Duris, They have the "depth" it deserves as a security specialist, as a lawyer Getty grandfather, and as the caretaker of the kidnapped. Not to mention Michelle Williams, who officiates mother of the kidnapped, truly distressed by the fate of his son.

As a whole, the story "works", it is extremely easy to see, nice, even provokes reflections on what we're seeing. Of course, the film is being exalted by events that have little to do with the quality of it (starting with replacing Spacey by Plummer or the fact that after the approval of the replacement, the rest of the film was shot in just nine days), but the fact is that, in itself, and limiting ourselves to its aesthetic values, wrapping history, interpretations and the script, the film falls short of any other product generated by the brain Scott feverish.

En 1973 resultó secuestrado en las inmediaciones de Piazza Farnese en Roma, un ciudadano norteamericano que respondía al nombre de Paul Getty III. Se trataba del nieto del conocido magnate del petróleo Paul Getty. Fue una operación de la “anónima de secuestros”, clan mafioso calabrés vinculado a la N’drangheta que no se documentó lo suficiente antes de realizar la operación. Probablemente si hubieran sabido que el iniciador de la dinastía que era, había instalado en su domicilio un teléfono de monedas para uso de los visitantes, habría advertido que era muy arriesgado pedir un rescate por alguien que amaba más su dinero que la vida de su nieto… Era cierto que las pretensiones de los secuestradores eran excesivas (17 millones de dólares de la época, equivalentes a 100 millones de euros actuales) y que siguieron siéndolo cuando accedió a pagar 3,2 millones de dólares (casi veinte millones de euros de hoy), pero es que entre una y otra petición, la familia recibió un pelo del secuestrado y su oreja derecha. La “anónima de secuestros” explicó que no tenía inconveniente en enviar otro fragmento del joven Paul. Hasta la recepción del macabro envío, el abuelo multimillonario había creído que se trataba de una estratagema de su nieto para sacarle dinero (parece que Paul Getty habría bromeado en varias ocasiones al respecto).  

No rememoramos esta historia por gusto, sino porque la película de Ridley Scott All Money in the World nos remite a ella. Aquel año de 1973 fue pródigo en noticias espectaculares de mucho más calibre que el secuestro de un joven ocioso por muy nieto de Paul Getty que fuera. Había estallado la Guerra del Yom Kippur entre Israel y los países árabes y su desenlace implicó el embargo petrolero por parte de la OPEP con el consiguiente final de los “30 años gloriosos” de crecimiento económico continuo. Sin olvidar que, aquí en España, ETA realizó un secuestro de similares características en la persona del industrial Huarte y que el 20 de diciembre asesinó al jefe del gobierno, Luis Carrero Blanco (que, por cierto, había tomado posesión de su cargo, precisamente el mismo día en que se produjo el secuestro de Paul Getty). La noticia del secuestro careció de interés mientras no apareció la dichosa oreja. 

Sorprende, pues, que, de entre todos los acontecimientos de ese año, Scott se haya fijado en el que, salvo para su protagonista y víctima, fue el más banal. Quizás es que, ahora, cuando se encuentra, camino de la senectud, quiere recordar aquel 1973 cuando era un hombre en la plenitud de fuerzas con 38 años. O quizás que quiera sentirse joven contratando a Christopher Plummer, ocho años mayor que Scott, para protagonizar la película en sustitución de Kevin Spacey literalmente apisonado por la denuncia sobre sus presuntos abusos sexuales. Plummer, hay que decirlo, a pesar de su edad, sigue en perfecto estado de revista y, tanto él, como el resto del reparto, realizan un trabajo notable.

Además de esto, resulta, igualmente elogiable el guión elaborado por David Scarpa quien salpica sus páginas con distintas reflexiones sobre el dinero, la vida y el poder. La película oscila entre el thriller y la reflexión, y lo hace con el dinamismo propio de las películas de Scott. Sin duda, el tema puede sorprender a los que rondan los 40 años o los han superado: en efecto, por mucho que su nombre esté asociado a los Aliens, en esta ocasión, lo más parecido a un monstruo, es Paul Getty, el fundador de la dinastía. Porque, lo que se dirime en esta película no es la catadura moral de los secuestradores (que queda definida por su acción criminal), sino de la familia Getty por sus reacciones en el momento de producirse el secuestro. Scott muestra en esta película el mismo oficio que tenía cuando rodó Los duelistas en 1977, su primera película que llamó la atención y precedió a sus dos grandes cintas, Alien (1979) y Blade Runner (1982), sin olvidar, por supuesto, sus grandes películas posteriores en las que demostró para él lo fácil que era hacer un cine de masas que conservara el encanto artístico de la obra bien hecha: Thelma & Louise (1991), 1492 La conquista del paraíso (1992) o Gladiator (2000). Esta película, no es, desde luego la mejor que ha filmado, pero, en cualquier caso demuestra lo bien que se mueve en este registro, completamente diferente a los que le han dado fama mundial.

Se ha dicho que los personajes de esta cinta carecen de profundidad psicológica. No es cierto, lo que ocurre es que dos horas de metraje son lo que son y no hay más cera que la que arde: de todas formas, el hecho de que Plummer interprete a un avaro multimillonario parece dar la razón a aquella frase que decía “era tan pobre que sólo tenía dinero”. En efecto, ser millonario no garantiza precisamente el tener más “profundidad psicológica”, sino que precipita casi una definición unidimensional. En cuanto al nieto secuestrado (que falleció en 2011 después de una larga enfermedad derivada de su adicción a las drogas posterior a su secuestro) tampoco cabe decir mucho: su biografía tampoco lo describe como un personaje de “gran profundidad”. Pero si que es cierto que en los personajes claves, Mark Wahlberg, Timothy Hutton y Romain Duris, tienen la “profundidad” que merece como especialista en seguridad, como abogado del abuelo Getty, y como el cuidador del secuestrado. Por no hablar de Michelle Williams, que oficia de madre del secuestrado, verdaderamente angustiada por el destino de su hijo.

En su conjunto, la historia “funciona”, resulta extremadamente fácil de ver, agradable, incluso provoca reflexiones sobre lo que estamos viendo. Claro está que la película se está viendo aupada por hechos que tienen poco que ver con la calidad de la misma (empezando por la sustitución de Spacey por Plummer o por el hecho de que tras aprobarse la sustitución, el resto de la película se rodó en apenas nueve días), pero lo cierto es que, en sí misma, y limitándonos a sus valores estéticos, a la envoltura de la historia, a las interpretaciones y al guión, la película está a la altura de cualquier otro producto generado por el cerebro febril de Scott.