miércoles, 11 de marzo de 2009

Un día voy a hablar de toda la mierda que hacen los diseñadores Gay's

Alexander McQueen diseña un burka para la mujer occidental por mucha palabrería y literatura que le ponga.

Un día que tenga tiempo y ganas... voy a escribir un artículo de lo que opino sobre la moda para la mujer que hacen los diseñadores gay's.

Ya sabemos que la Mujer es un Competidor maravilloso para un gay. La humillación llega a unos extemos rídiculos... zapatos imposibles para que las mujeres se caigan desfilando y derramen lágrimas de dolor y degradación... figuras de mujeres andróginas, ambiguas, demacradas, enfermizas.

5 comentarios:

Absurdo. dijo...

Creo que eso es exagerado. Que una mujer "compita" con un gay no significa que éste utilice la moda para humillarla. En la moda, al igual que en todo, está todo hecho, así que tienes agunas opciones, o copiar lo que se ha hecho anteriormente o innovar de una manera radical. Por otra parte todo ese mundillo no deja de ser un espectáculo y la provocación siempre ha sido una manera fácil y rápida de hacerse eco, y de hecho no sé qué hay de malo en crear prendas imposibles y piezas de ropa que seguro no vamos a ver por la calle,tanto si es un burka como si es cualquier otra cosa, es un escaparate de imaginación con millones de posibilidades y no sé qué hay de malo en eso. Luego no creo que los tacones imposibles y lo andrógino sea malo, que a ti no te guste es una cosa pero no tiene por qué ser malo. Vivienne Westwood (al igual que tantas otras) también diseña tacones imposibles y que yo sepa no intenta humillar a las mujeres, justamente gracias a lo imposible de esos tacones se descubre la imaginación y las ganas de experimentar, porque la moda no deja de ser algo que continuamente está en evolución.

También es cierto que hay mucha basura, pero como en todos lados.
Encuentro horroroso y homófobo el comentario de la entrada del post. Y teniendo en cuenta sendos gustos de moda que teneis no sé si estáis muy cualificados para hablar de ésta.


Para gustos colores.

Miss Compulsiva dijo...

AMEN!! Totalmente de acuerdo!!!

No iba a hacer ningún comentario acerca de esta entrada porque considero que unas de las grandes ventajas de la web 2.0 es la democratización y libertad para expresar nuestras opiniones sean cuales sean en nuestros espacios webs, pero creo también que uno tiene que ser responsable con los juicios valorativos que expresa en estos medios, y solo el hecho que tengamos claros prejuicios hacia estilos de vida distintos al nuestro no nos da derecho a criticarlos tan duramente... creo que es de una gran ignorancia.

Como yo también tengo derecho a expresarme libremente lo he hecho en mi blog (http://compulsiva-complementos.blogspot.com/2009/03/paris-fashion-week-alexander-mcqueen.html).

Hay muchísimas cosas en la que soy profundamente ignorante, es un despropocito el tratar de saber mucho sobre todos los temas de la vida, creo sinceramente que en temas que no conozco debo ser muy cuidadosa con lo comentarios que emito. La moda, la historia de la moda, el contenido social, histórico y artistico de la misma no es tu punto fuerte (eso se ve) y tal vez no debias haber sido tan absolutista en tu comentario.

Por mi parte si no me gusta algo no vuelvo y no pienso volver a visitar este blog (es mi protesta pacifica) pero es una pena que los únicos comentarios que haya leído en este espacio tenga que ver con una critica directa hacia una postura tan radical y propotente por tu parte que no invita a leer otros post que a lo mejor podian resultar interesantes. La reputación en internet es algo de lo que tienes que leer un poco mas...

TOLERANCIA es un palabra que creí teníamos ya introyectada en las sociedades occidentales pero esta visto que queda aún mucho por hacer.

Suerte en la vida.

Amor Díaz Boyero dijo...

Agradezco que el debate surja... pero tengo la emoción al leer los comentarios que "La Tolerancia consiste en que no tenga una opinión de la intensidad que me dé la gana" indudablemente soy una gran observadora y hay comportamientos humanos difíciles y depresadores adornados con plumas de marabú.

Amor Díaz Boyero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo del blog. El mundo de la moda es bochornoso desde hace tiempo. Si los "diseñadores" están obligados a ser cada vez mas originales... vamos muy mal. La palabra que conviene no es "original" (original quiere decir remontarse a los orígenes), es "excéntrico" y lo excéntrico no es necesariamente positivo, ni siquiera necesario.

En otros países se ha llegado ya a la conclusión de que "el look es paleto". Gentes preocupadas demasiado por el look son los nuevos paletos del siglo XXI (ahí está Victoria Beckham para demostrarlo).

Supongamos que la "moda" sea un "arte menor". En realidad vive hoy el mismo problema que todas las artes mayores (pintura, escultura, cinematografía, música): falta de imaginación, exceso de ego y afán de notoriedad... elementos todos ellos negativos en una personalidad psicológicamente sana.

¿Lo gay? Lo gay es mayoritario en el mundo de la moda. El tipo de modelo que elijen es el que les gusta a ellos -y en esto agora_de_ideas tiene razón- fundamentalmente una mujer sin formas, casi como un muchacho adolescente. Las modelos hoy no son más que juguetes patéticos y sin voluntad propia en manos de diseñadores gays, excéntricos simplemente sino pirados.

Y sí, muchos de ellos tienen a la mujer como competidora: son las mujeres más exuberantes los que se llevan a los machos más apetecibles -simplifico, claro- esto las hace competidoras de los gays que aspiran también a esos varones. Quizás no quieran competir conscientemente con la mujer: peor, su subconsciente habla por ellos: mediante sus "diseños" hacen una mujer ridícula, con aspecto de espantapájaros que ningún varon heterosexual -NI UNO- podría aprobar, admirar o sentirse atraído por ellas. Hacer una mujer a su medida, a medida de lo gay: es decir, le restan su feminidad y la virilizan. ¿Maravillo... originalmente excéntrico, creativo...? yo diría, simplemente aberrante y contra-natura, pero es cuestión de opiniones, claro.

Y lo lamento pero criticar a lo gay es un signo de libertad. Criticar a lo gay no es caer en la homofobia... sino simplemente criticar una de las derivas de la civilización moderna. Lo intolerante es criticar al crítico y defender el nuevo dogma homofílico.