jueves, 6 de febrero de 2020

Sobre el Infinito. About Endlessness. Om det oändliga... de Roy Amndersson


Película:  Sobre el Infinito - About Endlessness - Om det oändliga 
Año: 2019
Duración: 76 min.
País: Suecia
Coproducción: Suecia-Alemania-Noruega
Dirección: Roy Andersson
Guion: Roy Andersson
Fotografía:  Gergely Pálos
Editores y Monteje: Andersson, Johan Carlsson, Kalle Boman.
Reparto: 
Martin Serner, Jessica Louthander, Tatiana Delaunay, Anders Hellström, Jan-Eje Ferling, Thore Flygel, Stefan Karlsson, Bengt Bergius, Marie Burman, Amanda Davies, Karin Engman, Lotta Forsberg, Göran Holm, Lars Lundgren, Stefan Palmqvist, Vanja Rosenberg, André Vaara, Magnus Wallgren
Productora: 4 1/2 Film / Roy Andersson Filmproduktion AB
Género: Drama
Efectos visuales: Premio en el Festival de Cine Europeo de 2019
Sinopsis: 
Inspirada en el cuento de "Las mil y una noches”.
La película es, una vez más, la reflexión sobre la vida humana en toda su belleza y crueldad, en el esplendor y en la banalidad ó como indica el título: Sobre el Infinito de lo eternamente humano a la vulnerabilidad de su existencia.
Para ello la película nos invita a ver el contraste de todos los lados de la vida humana, revelándonos el peor lado.
Aunque hay que destacar que para Andersson, ser un humano no es nada fácil, por eso él quiere demostrar que hay belleza en ser un humano y estar vivo. 

Premios:
2019: Festival de Venecia: León de Plata - Mejor director
2019: Premios del Cine Europeo: Mejores efectos visuales
2019: Festival de Sevilla: Sección oficial

Introducción  (My Opinion)

Las personas que como yo somos aficionadas a visitar Museos, acudiendo puntualmente a las exposiciones de obras de arte pictóricas de artistas emblemáticos, hemos desarrollado una actividad contemplativa. Ya tenemos educadas “nuestras pequeñas células grises” a mirar sin prisas, sin agobiarse, con serenidad. Como las personas que miran el mar lo que coloquialmente decimos: embobados, absortos, capturados. 
Cuando por primera vez vi la película “Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia” (2014), si ya se que era tercera entrega de su trilogía sobre el sentido de la vida “Canciones del segundo piso” (2000) y “La comedia de la vida” (2007), pero no había tenido oportunidad de conocer la obra de Roy Andersson hasta esa película. Como iba diciendo cuando vi esa película quedé impactada por lo que ya sabemos, su puesta en escena. Para mi… espectacular, espectacular. 
Acabo de ver “Sobre el infinito” (2019). Mi sugerencia es que las películas de Roy Andersson tendrían que ser expuestas en un Museo secuenciados en forma de cuadros. Seguramente son películas que necesitan ser visionadas en un formato diferente al de una sala de cine. 

Datos complemento a la película
Ruben Östlund, su discípulo, asegura que en Suecia hay dos bandos: o los seguidores de Bergman o los de Andersson. Y no valen medias tintas. La belleza de sus películas pertenecen a  la eternidad

El director Roy Andersson nos sigue ofreciendo cuadros vivientes con gran esfuerzo y laboriosidad.
1. Construye todos sus escenarios 
2. Todas sus películas se graban en su estudio. Dónde se crean ciudades 
4. Para la película Sobre el infinito se construyó una maqueta de la ciudad de Colonia a escala 1/200

La utilización de la luz, el color y la profundidad de campo
La luz grisácea y los tonos gris-verde-marrón, están en su paleta cromática cuyo pincel remueve hasta lograr un aire de nieve sucia pisoteada en el asfalto. 

Extraordinariamente brillante es la utilización de “la profundidad de campo”. Convierte cada escena en detalles donde las matemáticas, el punto de fuga y la tridimensionalidad, son necesarias para componer y comprender infinitas historias humanas.

Ya sabemos que el cine de Roy Andersson es una forma muy peculiar de ver las cosas. De re-interpretar la comedia humana. Y ahí es dónde está picando piedra. 

Guion con voces en off
No es un guion al uso, sino una especie de viñetas (escenas) lo que componen este film, una voz en off nos va comentando lo que está ocurriendo en muchas situaciones como: "Vi a un hombre que tenía la cabeza en otro sitio", "Vi a un hombre que se le estropeo el coche", "Vi a una jefa de una empresa incapaz de sentir vergüenza" etc.. 

El primer visionado de esta película creemos que no tiene un nexo común que unifique algunas historias con otras, porque la que entendemos con mayor facilidad son varias de las historias del sacerdote, porque cuenta como después de tener la pesadilla de llevar una pesada cruz por una calle donde la gente le fustiga, cree que ha perdido su fe en Dios.  

Me encanta este cine tan diferente y experimental con una puesta en escena bastante fría y estática, dónde parece que los actores no se mueven hasta que el director les dice dos veces acción, uno para las cámaras y otro para los actores. Da la sensación de utilizar un imaginario chasquido entre los dedos. También, posiblemente es una técnica del director, para que los espectadores nos concentremos en nuestra respiración, para el siguiente cuadro. 

About Endlessness (Sobre el Infinito) llega rebosante de almas perdidas y corazones solitarios. Que hace que la monotonía parezca única, banal y de otro mundo. El director nos ofrece todas estas escenas como por ejemplo...
“Vi a un hombre que se había perdido", dice el narrador. Se refiere un tipo larguirucho y desconcertado que acaba de bajar las escaleras del café del sótano. 
"Ya es septiembre", comenta una mujer a su esposo, sentados en un banco en la cima de una pequeña colina mientras están mirando el horizonte de la ciudad. "Hmph", responde, Ambos de espaldas al espectador. Ya es septiembre. Es más tarde de lo que piensan.  Se acabó el verano. 
"Vi a un hombre que rogaba por su vida" y siguen las historias de El viejo y distraído camarero sirviendo vino tinto sobre la mesa; el hombre arremetiendo contra su esposa en el mercado; el viajero llorando en el autobús porque "no sabe lo que quiere". 

En algún lugar de la ciudad, un sacerdote sufre una crisis de fe. Se sienta en la consulta del médico, desolado y desesperado. El médico sugiere: ”Tal vez estar contento, con estar vivo". Este parece ser un buen consejo. 

Otros cuadros: Un grupo de adolescentes, espontáneamente, bailan juntas en un café al borde de la carretera; ó un niña que necesita caminar bajo la lluvia para asistir a la fiesta de cumpleaños de un compañero de clase y su padre se inclina para atar los cordones de los zapatos de su hija. 

Estas son las cosas en las que las personas deben concentrarse mientras pueden. 

La historia del sacerdote
Es un sacerdote católico de mediana edad, que está en lucha consigo mismo al constatar que ha perdido la fe, buscando consejo por primera vez, no en Dios, sino en un psiquiatra. La crisis existencial paralizante de un hombre es importante cuando el otro está mirando el reloj; porque no quiere perder el autobús para regresar a su casa y es más urgente que ser un buen médico. 

Esta tensión cotidiana entre preocupaciones sublimes y prosaicas, si no completamente ridículas, es una constante en la película.

Sus escenas son extraordinarias para exponer el desorden de la naturaleza humana en primer plano. En resumen, la humanidad es a la vez interminable, fácil y elegantemente destilada.

La película comienza con su escena fantástica: Colonia en ruinas, con una pareja de amantes entrelazados que flotan sobre los restos de la ciudad, en una suave masa de nubes de color gris paloma. A parte de este inicio en las nubes, huelga decir que el resto de la tesis de la película está más preocupada por la vida humilde que deambula sobre la tierra.

Hay muchas historias y no voy a contar todas. 

Roy Andersson es un sueco meticuloso, puntillista cuyos dioramas describen la condición humana. Siempre le ha divertido el puro absurdo de la vida en la Tierra. Sus películas se ríen de las perversidades de la existencia, componiendo viñetas cómicas, viñetas oscuras en las que lo banal y lo épico van de la mano. 

La película es corta e infinita. Se acaba en un instante y, sin embargo, parece que podría durar para siempre. 

"About Endlessness" es narrado por una joven que habla desde un futuro indefinido (como si se contara infinidad de cuentos) y "recuerda" cada historia para nosotros como si las estuviera alcanzando a ciegas en la oscuridad. "Vi a un hombre con su mente en otra parte", dice mientras vemos a un camarero derramar una copa de vino. "Vi a una mujer que pensaba que nadie la estaba esperando" dice mientras una mujer rubia se baja de un tren y busca al hombre que se suponía, que la esperaría en el andén. “Vi a una mujer que realmente amaba el champán”. 

Es una película sobre la naturaleza infinita del tiempo, la ridiculez de los horarios humanos que siempre son buenos para reír. 

La inmediatez de cada nuevo momento refuerza la inutilidad del anterior, como por ejemplo, en la parodia donde un hombre a punto de cocinar una buena comida para su esposa se consume con amargura por que un viejo compañero de clase le ignora.

A medida que "About Endlessness" camina los últimos pasos a su conclusión, llegamos a la historia de un estudiante de secundaria que le dice a su compañera de clase: “La primera ley de la termodinámica establece que todo es energía y nunca se puede destruir. Eso significa que tu eres energía, yo soy energía. Y que tu energía y mi energía nunca pueden dejar de existir. Solo se puede transformar en algo nuevo ".

Hay algo hermoso en eso. Y algo sombrío. Pero es la belleza la que le da forma a la desolación, y la desolación que le da a la belleza, su esplendor.

O por ejemplo: A medida que la nieve comienza a caer en una noche de invierno perfecta, un hombre comenta entusiasmado a otro…  “¿No es fantástico todo?” “ ¿Qué ? “, El espectador sabe que la respuesta es amarga.


Para concluir deciros que Roy Andersson (Gotemburgo, 1943): “Bastante poco dura la vida como para pasarla de mal humor”

No hay comentarios: